Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y ofrecerle contenido personalizado.

Al continuar navegando, usted acepta nuestra política de cookies. Puede obtener más información en nuestra Política de Privacidad. Más información

top of page
  • stefannycalderon2

Transformando Empresas y Sociedades: Construyendo un Futuro Sostenible a través de la Implementación de Políticas de Género en el Ámbito Empresarial.

Escrito por: María Fernanda Lora

Directora de Crecimiento | VANSA


En un mundo cada vez más consciente de la importancia de la justicia, la equidad y la sostenibilidad, surge una pregunta crucial ¿Cómo pueden las empresas contribuir de manera significativa a la construcción de un futuro mejor? Existen entidades a nivel mundial que han promovido distintas soluciones a este interrogante, una de las más representativas es la ONU (Organización de las Naciones Unidas), la cual ha establecido iniciativas que buscan la participación activa del sector empresarial. Entre ellas, el Pacto Global, como un faro para guiar a las organizaciones hacia la adopción de prácticas responsables y sostenibles, en donde Colombia y la región Latinoamericana enfrenta la oportunidad de ser precursores al impulsar la igualdad de género a través de políticas innovadoras.

El Pacto Global de la ONU, lanzado en el año 2000, insta a las empresas a comprometerse con diez principios universales en áreas de derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y anticorrupción. Dentro de estos, los siete principios fundamentales brindan el marco esencial para guiar a las empresas hacia la responsabilidad social y el desarrollo sostenible.


Si bien los principios del Pacto Global son fundamentales, la adopción de una perspectiva innovadora implica ir más allá. Colombia, en particular, ha demostrado un progreso significativo en términos de desarrollo económico, pero para construir una sociedad verdaderamente sostenible, es crucial abordar las desigualdades de género arraigadas.


Los Principios de Empoderamiento de las Mujeres, desarrollados por la ONU Mujeres y el Pacto Global de las Naciones Unidas, son un conjunto de principios destinados a ofrecer a las empresas pautas sobre cómo promover la igualdad de género y empoderar a las mujeres en el lugar de trabajo, en el mercado y en la comunidad. 


¿Cuáles son estos principios?


Establecer un liderazgo corporativo de alto nivel para la igualdad de género: Promover la igualdad de género a través de prácticas y políticas corporativas que respalden el liderazgo y la participación activa de las mujeres en todos los niveles de la empresa.


Tratar a todas las mujeres y hombres de manera equitativa en el trabajo: Garantizar la igualdad de oportunidades y eliminar la discriminación de género en todas las etapas del ciclo laboral.


Garantizar la salud, seguridad y bienestar de todas las mujeres y hombres trabajadores: Crear un entorno de trabajo seguro y saludable que apoye el bienestar físico y mental de todos los empleados, independientemente de su género.


Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional para las mujeres:

Fomentar el acceso igualitario a oportunidades de educación, capacitación y desarrollo profesional para mujeres y hombres.


Implementar prácticas empresariales que promuevan la igualdad de género:

Adoptar prácticas empresariales que contribuyan a la igualdad de género, incluida la transparencia salarial y la igualdad de oportunidades de ascenso.


Promover tecnologías, infraestructuras y servicios que beneficien a mujeres y hombres por igual: Apoyar la igualdad de género mediante la inversión en tecnologías y servicios que mejoren la vida y el trabajo de mujeres y hombres de manera equitativa.


Fomentar la igualdad a través de iniciativas comunitarias y defensa empresarial: Participar en iniciativas comunitarias y en la defensa empresarial para promover la igualdad de género y empoderar a las mujeres tanto dentro como fuera de la empresa.


Estos principios ofrecen un marco integral para que las empresas fomenten la igualdad de género y contribuyan al empoderamiento de las mujeres en todas las esferas de la sociedad. Las empresas colombianas, al adherirse al Pacto Global, tienen una oportunidad única de liderar la transformación social a través de la implementación de políticas de género. Integrar la igualdad de género no solo es ético sino también beneficioso para el desarrollo económico y la reputación corporativa.


Colombia puede destacarse al incorporar el empoderamiento femenino en sus cadenas de suministro. Promover la igualdad de oportunidades y la equidad salarial en todas las etapas de la producción no solo beneficia a las mujeres trabajadoras, sino que también impulsa la productividad y la calidad.


Las empresas comprometidas con el Pacto Global pueden marcar la diferencia mediante la promoción de la diversidad en los niveles ejecutivos. La inclusión de mujeres en roles de liderazgo no solo es un acto de justicia, sino que también mejora la toma de decisiones y la innovación en las organizaciones.


¿Por Qué las Empresas Deberían Actuar?


Mejora de la Imagen Corporativa: Las empresas que adoptan políticas de género positivas se destacan como líderes en responsabilidad social, lo que mejora su reputación y atractivo para clientes y socios.


Incremento de la Productividad: La diversidad de género en el lugar de trabajo no solo es una cuestión de equidad, sino que también está asociada con un aumento en la productividad y la creatividad.


Cumplimiento de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): La igualdad de género es un componente clave para lograr los ODS, y las empresas desempeñan un papel vital en este proceso.


Fomento de la Estabilidad Social: Contribuir a la igualdad de género no solo beneficia a las empresas individualmente, sino que también promueve una sociedad más estable y equitativa.


El Pacto Global de la ONU no solo es un llamado a la acción, sino también una oportunidad para que las empresas colombianas lideren el cambio social. Al abrazar los principios del Pacto Global y adoptar políticas de género innovadoras, las empresas pueden convertirse en catalizadores del progreso, transformando no solo su propia imagen, sino también la sociedad en la que operan. La igualdad de género no es sólo un imperativo moral, sino también una estrategia inteligente para construir un futuro sostenible y equitativo.


¿Quieres que tu organización lidere el cambio social y se destaque como precursor en políticas de género, equidad e inclusión y no sabes cómo? En vansa creemos en esta causa por eso ayudamos a las organizaciones a innovar y avanzar  de manera tangible y así construir país desde el sector empresarial.


¿Quieres saber más? 

Hablemos:

María Fernanda Lora

Directora de Crecimiento

Whatsapp 3106070155


21 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page